Los Animales como Fuerzas Sagradas

Algunos animales adquirieron condición sagrada entre los celtas. Aparecían como entidades sagradas, y tenían cierto grado de ambivalencia: aparecían como presencias amenazadoras o como propiciatorias. También podían aparecer como atributo de algún Dios o Diosa, para indicar sus poderes o funciones, o incluso podían ser adorados como Dioses zoomorfos.

Los animales sagrados entre los celtas eran diversos, pero los mas usuales eran el ciervo, el toro, el jabalí o cerdo, el caballo, el oso, el perro o lobo, y ciertas aves (cuervo, águila, grulla y cisne)

El objeto de este artículo es dar ciertas pautas acerca de los animales sagrados entre los celtas; no son todos los que están ni están todos los que son. Espero que os sea útil.

EL CIERVO

El ciervo es el animal chámanico por excelencia; se mueve entre mundos y suele acompañar al chamán-druida en sus viajes al otro mundo. De hecho, la importancia ritual del ciervo queda confirmada en la extendida costumbre del “cervum facere” o imitación del ciervo por medio de una máscara y cornamenta del mismo.

kernunosEl ciervo es símbolo del dios Cernunnos “el de la cornamenta” o “el de cabeza de ciervo”. Es una traducción grosso modo porque lo mio no son los significados etimológicos. Cernunnos es, pues, una entidad precelta. Un detalle curioso es que el Dios cernunnos es representado sentado con las piernas cruzadas en una posición que se ha dado en llamar “la posición de Buda”. Referente a esta posición, quiero hacer hincapié en que no hay nada que indique que esa forma de sentarse no fuera usada por los celtas, es decir, que no es una forma de sentarse exclusiva de las gentes del Indo. Cernunnos aparece en esta postura en el famoso Caldero de Guderstrup, en ciertos monumentos de reïms, de Vendoevres y de otras zonas. Lleva un torque y muestra en una mano algo parecido a una bolsa mientras que en la otra sostiene una serpiente cornuda. Esta rodeado de animales como Dios de la Naturaleza salvaje y de la caza que es. Cieros investigadores opinan que Cernunnos representaría un Dios Ciervo que podría relacionarse con un tótem de tribus cazadoras. Otros lo limitan a funciones de protector de los animales dotados de cuernos.

La cornamenta del ciervo, símbolo de fuerza, está relacionada con la fecundidad y la supervivencia. Las luchas entre ciervos en la época de celo debían impresionar a los cazadores de los viejos tiempos. El macho vencedor quedaba como jefe de la manada y dueño y señor de un harén de hembras a las que preñar. Debido a asociaciones de analogía propias de la mentalidad mágica, las astas quedaban relacionadas con la fuerza del macho vencedor que adquiría el derecho de ser el único con derecho de copular con las hembras del rebaño. La potencia física, la combatividad y el poder quedaban relacionadas con la aptitud de cubrir las hembras del rebaño.

Pero las astas cérvidas recuerdan también las ramificaciones del árbol, y esto también impresionó al hombre primitivo: el ciervo cambia la cornamenta en otoño y a partir de primavera desarrolla una nueva cornamenta. Esto pudo dar pie a la idea de renovación y rejuvenecimiento, algo parecido a un poder de regeneración, que surgía del rey del bosque, el ciervo, un poder que conllevaba la riqueza de la tribu. O mas bien del uso de su cornamenta. De hecho, los antiguos cazadores solían vestirse con pieles y cornamenta de ciervo para poder acercarse a los rebaños para cazarlos, algo de vital importancia para la supervivencia de la tribu. De hecho, la imagen del astado que sostiene una copa hacia la que se dirigen dos serpientes se ha interpretado siguiendo esta relación: serpiente, guardiana de tesoros, mundo subterráneo, fecundidad, salud…

Volviendo al ciervo como animal sagrado, desde antiguo éste aparece como símbolo de fuerza positiva, relacionado también con el mundo de los muertos u “Otro Mundo”. En algunas tumbas mesolíticas de las islas de Teviec y Hoëlic se han encontrado astas de ciervo colocadas sobre las cabezas de los difuntos; en algunas tumbas de época romana, descubiertas en Kreuznach, se han encontrado figurillas de terracota representando ciervos y toros; el ciervo sigue representando un vinculo con el Otro Mundo. Arqueólogos han encontrado numerosos discos de asta de ciervo horadadas y grabadas que fueron utilizadas como amuletos para eliminar malos influjos y asegurarse bienes y prosperidad.

EL TORO

Varias tribus celtas ostentaban un nombre relacionado con el toro (taurini, taurisci…) y muchos topónimos tienen también el mismo origen.

El toro es símbolo de poder, fuerza e ímpetu combativo y esta también asociado a la conquista. Existen representaciones de este animal ostentando tres cuernos, quizá como símbolo de fuerza y potenciación de su poder.

Tambien existía un tipo de adivinación druídica llamado Tarbhfehss, que consistía en comer la carne del toro, beber su caldo y dormir envuelto en su piel, para obtener la visión profetica de cual seria el nuevo Rey.

El Tain Bo Quailnge seria un buen ejemplo de la riqueza y estatus que simbolizaba el toro en la cultura celta. La trama del Tain bo Quailnge se inicia a partir de una discusión entre la reina Maedbh y su esposo, el rey Aylill de Connaught, en su lecho conyugal, durante la cual ella exigió a su consorte que hicieran una exhaustiva comparación de las posesiones de ambos, con miras a saber quién de los dos había aportado mayores riquezas al matrimonio. Esta simple conversación derivó rápidamente en un verdadero arqueo que duró toda la noche y parte del día siguiente, y en el que debieron intervenir los escribas y contables de cada uno de ellos, convocados con carácter de urgencia, aportando listas en que se enumeraban las joyas, espadas, tierras, cabezas de ganado, ovejas, cerdos y sementales de cada uno de los cónyuges.celtic-bull

Al término del recuento, y para disgusto de la reina, se comprobó que por cada posesión de valor que cada uno de ellos tenía, el otro tenía otra igual o equivalente, lo que parecía arrojar un empate absoluto, hasta que Aylill jugó su carta de triunfo: su toro Finnbennach (cuernos blancos), que era el orgullo del reino, ya que copulaba diariamente con cincuenta vaquillonas seleccionadas, a las que mantenía constantemente preñadas. La reina, que carecía de una posesión equiparable, se sintió aún más enojada por el hecho de que Finnbennach le había pertenecido originariamente a ella, pero se lo había cedido a Aylill por impotente, pero resultó que, al cambiar de dueño, el toro pareció renacer y se convirtió en el mejor semental de la manada. Y lo peor para ella era que entre el pueblo se corría el rumor de que el toro había recobrado su virilidad por haber dejado de pertenecer a una mujer.

Furiosa por los resultados del arqueo, en la mente de la reina sólo había lugar para un pensamiento único y obsesivo: conseguir un toro que pudiera medirse de igual a igual con el de su esposo. Arteramente, comenzó a mover los hilos de la intriga y pronto logró averiguar, por intermedio de su senescal, de nombre McRoth, que solamente existía, en todo el territorio de Erín, un toro que pudiera compararse con Finnbennach: su nombre era Donn Quailnge y pertenecía a Dará McFiachna, quien vivía en el Ulster, en la región de Quailnge, de la cual tomaba su nombre, bajo el reinado del rey Connar McNessa.

Al conocer la noticia, Maedbh decidió que aquel animal debía ser suyo a toda costa, y envió a McRoth al dun de Dará McFiachna, con la consigna de pedirle prestado el Donn Quailnge por un período de un año, para poder así mejorar por cruza su rebaño y de esa forma igualar o superar las posesiones de Aylill. A cambio de este préstamo, Maedbh ofrecía a Dará cincuenta terneras producto de la cruza de Donn Quailnge con sus propias vacas selectas, un carro de guerra, veintiuna esclavas y sus propios “muslos amistosos”. …

Existe una representación en París de un toro con la inscripción “Tarvos Triganarus”, que tiene sobre su lomo dos grullas y otra sobre su cabeza. Teniendo en cuenta que la grulla esta asociada al Otro Mundo, el toro con las tres grullas podría simbolizar la conquista de los caminos que llevan al Otro Mundo.

JABALIES Y CERDOS

El Jabalí se relacionaba con la imagen del devastador enemigo y las potencias destructoras que el hombre ha de domeñar. Tanto el cerdo como el jabalí son aspectos del héroe en su aventura nocturna; es decir, un aspecto del sol como héroe mítico, en las tinieblas o tras las nubes de tormenta. A veces el héroe toma esta forma para librarse de sus perseguidores, otras para exterminarlos; otras veces toma esta forma a causa de una maldición.

La cabeza del jabalí fue un trofeo admirado y se convirtió en adorno de los escudos de los guerreros bretones; por ello se dice que el jabalí simboliza el “furor belicoso” del guerrero celta.

Existen varias estatuas representando al jabalí; algunas inscripciones se refieren a Mercurio Maccus, expresión que se relaciona con el bretón “Moch” que significa indistintamente cerdo o jabalí. En las Ardenas (nombre relacionado con “Ard” el oso) se encontró una estatuilla de la Diosa Arduina (la del Oso) montada sobre un jabalí.

El Cerdo no solo era apreciado por su carne, sino que también era un símbolo de riqueza y prosperidad. Se consideraban dones de white-arabian-mare-el-luwanaya-arabiansla Diosa Madre, la madre fecundadora. La fecundidad y la exaltación de una sexualidad desenfrenada es motivo de que a algunas diosas celtas se las denomine “marranas”, “porcinas”, “puercas”….por ejemplo, Cerridwen era llamada también la Cerda Blanca, y varios topónimos nos la recuerdan (por ejemplo, Puigcerdá o monte de la cerda).

EL CABALLO

Los celtas asociaron el caballo al culto de Epona. Estaba ligado a las potencias de la luz, que hacen retroceder a la oscuridad, y es compañero del guerrero al que acompaña a la batalla e incluso hasta el Otro Mundo.

Epona suele ser representada de pie entre dos caballos o bien montada al estilo amazona; presidia la cria de caballos y era adorada como Diosa de la abundancia y prosperidad.

Otras Diosas relacionadas con el caballo son Macha (que corrió una carrera contra los caballos del rey del Ulster) y Rhiannon, Diosa yegua.

El caballo simboliza el ardor juvenil, la fecundidad del sol y el poder del fuego.

EL OSO

La raíz Art, que significa oso, aparece en varios topónimos celtas. Simboliza la fuerza primitiva, la vida en las montañas…

Sin embargo, aparte de “Oso”, la palabra Art significa también “estrella”: Arct = brillar…. y ese es el nombre que recibe el famoso rey de la Tabla Redonda. De hecho, Ark es uno de los nombres en sanscrito que recibe el sol. Se dice que Arturo tenia impuesto el geis de no poder matar a ningún oso.

El oso simboliza una combinación entre bien y mal, luz y oscuridad “el pelo del oso ofrece la oscuridad de lo tenebroso y el resplandor de las estrellas”. En el Oso se unen lo divino y lo bestial, que nos permite relacionarlos dentro del ámbito de lo mítico.

EL LOBO Y EL PERRO

El perro aparece como guardián de la casa y relacionado con la vida doméstica; algunas Diosas celtas tienen un perro sobre las rodillas.

1354152602_db0d3a1b40_zPor su parte, el lobo es representado como una amenaza; esta asociado al reino de los muertos. Sin embargo también existe un aspecto positivo, como reflejan las leyendas de niños amamantados por lobos.

El perro y el lobo podrían representar las dos caras de una misma realidad. El perro es el guardian de las puertas del día, con un aspecto propicio, mientras que cuando llega la noche adquiere aspectos siniestros y amenazadores. Sin embargo, el perro es también el compañero del héroe al que avisa del peligro por medio de sus ladridos.

El lobo también tiene asociaciones relativas a castigar al que se lo merece, al que ha cometido faltas graves. Existe una historia según la cual en el año 617 un grupo de lobos se introdujo en un monasterio para devorar, exclusivamente, a los monjes heréticos (una historia muy cristiana…) Por otro lado, cuando se quería ensalzar la habilidad y valentía de alguna persona se decía que “es de los que meten la mano en la boca del lobo para agarrarlo de la cola”.

Los celtas y germanos creían que cubrirse con la piel de la cabeza de un lobo les otorgaba especial fuerza y ferocidad en el combate.

Los perros eran importantes en la mitología de Gales e Irlanda. En gales se hablaba de la jauría de ultratumba, perros blancos de orejas rojas, pertenecientes a Arawn, Señor de Annwn, el Otro Mundo.Tambien la historia de cuchulainn nos habla que tras matar al perro de un herrero debe tomar su puesto y por eso cambia también su nombre (Cuchulainn, el perro de Chulainn).

Existian Dioses relacionados con perros; Nodens era un Dios que recibia ofrendas de perros; la Diosa Nehalennia era acompañada por un perro vigilante. Esta Diosa protegía a los viajeros que cruzaban el mar y propiciaba éxitos en los negocios.

Anuncios

Un pensamiento en “Los Animales como Fuerzas Sagradas

  1. Muy interesante, incluso para los que no siguen la Tradición gaélica en particular, los distintos pueblos celtas suelen compartir ciertos rasgos en sus animales sagrados o totémicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s