Regulacion de las Relaciones Exteriores

Simpatizantes

Los Simpatizantes tienen la prerrogativa de poder solicitar realizar los trámites para el acceso a la Hermandad como Creidim en cualquier momento.

Articulo 123
La Hermandad Druida Dun Ailline, considera simpatizantes de la Hermandad a todas aquellas personas que sin ser miembros de la Asociación Religiosa y de manera particular (no institucional) sientan afinidad hacia nosotros y deseen plasmar dicha simpatía mediante su colaboración o apoyo en las actividades y Ceremonias que la Hermandad pudiera desempeñar.

Articulo 124
Para la Hermandad Dún Aillinne, el Ser Humano es ante todo LIBRE. Por ello, para ser simpatizantes no es obligado ser Creadimheach (creyentes) de nuestra religión al igual que no se alentará o presionará al simpatizante de ninguna manera para que abandone sus creencias para adoptar las nuestras.

Articulo 125
Un simpatizante puede asistir a los Ritos y ceremonias públicas en calidad de invitado preferente y no esta sujeto a obligaciones iniciáticas, aunque lógicamente al ser nuestra Hermandad de su agrado es factible de que compartan en cierta medida nuestros compromisos y puntos de vista, es decir, nuestra ética céltico-druídica.

Articulo 126
Un simpatizante puede colaborar proponiendo sus ideas o proyectos a cualquier miembro de la Hermandad que a su vez la remitirá a la Junta Directiva para su estudio de viabilidad. En caso de aprobar dicha propuesta será incorporada al orden del día de la próxima Asamblea.

Articulo 127
Los proyectos o ideas que puedan proponer los simpatizantes estarán siempre fuera del ámbito iniciático y se circunscribirán a temas referentes a la aplicación de nuestra ética o a temas generales basados en el conocimiento del céltico-druidismo entre la sociedad.

Articulo 128
En cualquier caso, la colaboración ‘de facto’ de los simpatizantes siempre tendrá carácter de ayuda o asistencia organizativa.

Articulo 129
Los simpatizantes que acudan a la celebración de algún Rito o Ceremonia, podrán colaborar tan solo en la preparación de los elementos no litúrgicos del mismo.

Articulo 130
Todo simpatizante que acude a un Rito de la Hermandad Druida Dún Ailline como invitado preferente, deberá de observar una pequeña normativa que consiste en:

– Los invitados no participan activamente en el Rito. Deberán observarlo desde fuera del círculo y sólo ingresarán en él si existe dispensa del Ard Droi
– El hecho de entrar al círculo no significa que adopten algún tipo de compromiso iniciático con Nuestra Hermandad en detrimento de sus creencias particulares. Pero sí es una posición litúrgica que evidentemente comporta respeto, atención y concentración hacia el Ceremonial que se desarrolla. Los invitados que asistan al Rito, deberán guardar silencio durante toda su celebración, no permitiéndose comentarios, conversaciones o actitudes poco acordes con el respeto que se debe al mismo.
– Los invitados que asisten a un Rito, durante la celebración del mismo deberán mantener desconectados sus móviles y si son admitidos a entrar en el círculo deberán recordar dejar sus relojes y cualquier aparato eléctrico/magnético fuera del mismo.
– Los invitados no podrán tomar fotos durante la preparación, ejecución y finalización de los Rituales, ni proceder a realizar grabaciones con cámaras de video. Si se realizan fotos o grabaciones en cualquier momento del Rito, estas serán realizadas exclusivamente por la persona encargada para ello, siendo el material obtenido de nuestra propiedad.
– Los invitados que entren al Círculo Ritual deberán mantenerse en él hasta la finalización del Rito, no pudiendo bajo ningún concepto abandonarlo y ocuparlo a voluntad, moverse o cambiar de lugar en el mismo.
-Evidentemente, está prohibido fumar, comer, beber o mostrar falta de atención durante la ejecución del Rito.

Articulo 131
Los simpatizantes que sean verdaderos creyentes, aunque no sean socios de nuestra Asociación Religiosa, pueden solicitar ya sea al Ard Fénnid, al Ard Droi o a cualquier miembro de la Hermandad facultado para ello, la realización de Ceremonias Familiares, o Ritos de paso. Este requisito de pertenencia a nuestra fe es obligado (como ocurre en toda religión) ya que dichas ceremonias deben ser solicitadas desde una profunda convicción de sacralidad y no porque estas se tomen como una curiosidad, bonita, agradable, vistosa y sin mayor profundidad ni respeto.

Articulo 132
Los simpatizantes, para la Hermandad, forman parte de nuestro sentido de Clan, al igual que nuestros familiares y amigos próximos a nuestro corazón. Para Nuestra Hermandad, el Clan es Sagrado aunque no excluyente. El respeto a nuestros antepasados y por tanto a los lazos familiares que nos unen a nuestros ancestros y su tierra y nos proyectan hacia nuestros descendientes es una cadena sagrada. Nuestra Orden tiene la obligación de velar y proteger el Clan. Siempre ha sido esta la tarea de los Druidas desde la noche de los tiempos. Por este motivo, los simpatizantes pueden solicitar nuestra ayuda o nuestra ciencia siempre que lo necesiten y nosotros estamos obligados a responder a su llamada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s